Libros que se leen solos

Comer, rascar y leer… todo es empezar. Yo, además, lo hago con la tranquilidad de que, cuando un libro no me engancha, prefiero dejarlo estar. No es abandono, lo más probable es que acabe siendo un aplazamiento. A veces buscamos lo que todavía no estamos preparados para encontrar. Así que, soy de la opinión de…