KOROMOGAE o cambio de armario

Aunque todavía no haga mucho calor, con la llegada de la primavera, del solecito y del buen tiempo, el cuerpo me empieza a pedir cambiar de ropa. Este año me he propuesto hacer el cambio bien y eso pasa necesariamente por hacer limpieza. Porque el orden lleva a la felicidad y, al menos a mí,…