Libros que se leen solos

Comer, rascar y leer… todo es empezar. Yo, además, lo hago con la tranquilidad de que, cuando un libro no me engancha, prefiero dejarlo estar. No es abandono, lo más probable es que acabe siendo un aplazamiento.

A veces buscamos lo que todavía no estamos preparados para encontrar. Así que, soy de la opinión de que no hace falta forzar. Cuando, al pasar las 20 páginas de calentamiento inicial, la lectura no fluye, probablemente no sea el momento adecuado. Así que puede ir a la estantería hasta que vuelva a llamar nuestra atención.

Os comparto los últimos libros con los que no he tenido que forzar.

¡Qué maravilla! Es una biografía de la ciudad. Un recorrido por los recuerdos y los lugares favoritos del autor, que llegó hace más de 50 años a Madrid para “probar suerte”. Trapiello describe Madrid como si se la presentara a un amigo, pero añade datos históricos que completan el relato. Además, cuenta con un divertido “repertorio madrileño” donde explica el significado de algunas de las expresiones o cosas más típicas de Madrid.

Me encanta Talese. Es mi mayor referente en cuanto a estilo literario. Este libro es una recopilación de reportajes sobre personas interesantes. Algunas desconocidas del todo y otras muy famosas. Talese tiene una manera de escribir que te introduce en las escenas como si hubieras comprado una entrada para un espectáculo. Es un 10.

A carcajada limpia. Una sonrisa es fácil de sacar a través de un texto escrito. Pero una carcajada ya son palabras mayores. Este ensayo es un paseo por lo más mundano de la vida de la mano de un genio que demuestra que reírse de uno mismo es de las cosas más inteligentes que se pueden hacer. Una maravilla. (La edición de Blacky Books, además, es bonita).

Lo cogí con cierto escepticismo porque a veces Woody Allen me desespera. También dudé porque, después de los escándalos y acusaciones en los que se ha visto envuelto, no sabía si sería un texto exculpatorio. Un 20% lo es. Pero el otro 80% es divertido, a ratos asombroso y plagado de datos interesantes.

Este libro fue lo más parecido a viajar que hice en el 2020. El autor es un antropólogo que se dedicó a estudiar durante más de dos años una tribu del Camerún. Me trajo de vuelta la sensación de alucine de viajar y descubrir culturas distintas a la nuestra.

Es la única novela que he leído últimamente. Ambientada a finales de los años 20, es la continuación de la historia de la familia Péricourt narrada en el libro Nos vemos allá arriba. En esta segunda parte —para la que, desde mi opinión, no es necesario leer la primera— Lemaitre se centra en la historia de Madelaine: una mujer heredera de una gran fortuna familiar, que tendrá que hacerse a sí misma en un momento histórico en el que las mujeres no pueden ir por libre.

Un comentario sobre “Libros que se leen solos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s